C – SEXUALIDADES DIVERSAS

C – SEXUALIDADES DIVERSAS

Todos los seres humanos -sin excepción- somos seres sexuados y la sexualidad es un aspecto de nuestra humanidad que nos acompaña durante toda nuestra vida. Las mujeres y hombres cuya vivencia de la sexualidad no coincide con los cánones establecidos, impulsados e impuestos por nuestra sociedad occidental, han vivido -y viven- la incomprensión, el menosprecio, la ocultación e incluso la negación de su sexualidad.

Nuestra sociedad, sus instituciones, los agentes sociales y las personas que nos desarrollamos en ella, mantenemos una profunda ignorancia acerca de la realidad sexual de muchas personas y colectivos, lo cual es una barrera para la convivencia desde valores de respeto, reconocimiento y valorización de la diversidad humana. Del mismo modo, este desconocimiento se convierte en un importante lastre para la intervención social y educativa con diversos colectivos.

En este bloque plantearemos algunas incomodidades teóricas acerca de las implicaciones politico-pedagógicas de los discursos de la diversidad sexual y de la diversidad cultural.

C.1 – Diversidad funcional

Las mujeres y hombres con disfuncionalidades orgánicas / diversidad funcional experimentan como a día de hoy la sociedad mantiene una serie de mitos y prejuicios que les define como seres asexuados, imposibilitados para comprender y gestionar emociones, sensaciones y sentimientos; incapaces de sentir y generar deseo; sin capacidad ni derecho a decidir sobre su propio cuerpo y sus relaciones y no aptas para tener una pareja, formar una familia ni criar hijas e hijos.

En este bloque trabajaremos primero el reconocimiento de la realidad sexual y la sexualidad de las mujeres y hombres con disfuncionalidades orgánicas / diversidad funcional, para adentrarnos después en los diferentes aspectos en los que las diversas afectaciones o diagnósticos interactúan con la sexualidad o viceversa.

Desde nuestra óptica de profesionales de la intervención social y educativa y también como mujeres y hombres con y sin disfuncionalidades orgánicas, consideramos que el reconocimiento de la sexualidad y la incorporación de esta realidad en la intervención son condiciones imprescindibles para una atención y / o acompañamiento integral y respetuosa con los «Derechos Humanos Fundamentales» de las mujeres y hombres con disfuncionalidades orgánicas / diversidad funcional.

C.2 – Interculturalidad

En la actualidad, un «interés» que aparece en el ámbito socio-educativo como respuesta a las demandas de la ciudadanía cada vez más diversa y que exige procesos de inclusión, es, sin duda, el concepto de interculturalidad. Pero, existen una serie de acercamientos conceptuales en los que, a la sombra de algunos posicionamientos pretendidamente inclusivos, perviven viejos hábitos homogeneizadores que apuntalan «lo normal», tolerando la diversidad solo de forma jerarquizada o sometida y siempre estigmatizada -tanto en el ámbito cultural como en el funcional-.

A través de este bloque trataremos las oportunidades que nos ofrecen las relaciones y convivencias desde paradigmas culturales no semejantes, y analizaremos la interculturalidad desde la escuela y desde la intervención comunitaria, abordando las competencias personales y profesionales que el monitorado de educación sexual requerirá ante la diversidad.https://www.youtube-nocookie.com/embed/ktie4HnDnLo?wmode=transparent&vq=hd1080https://www.youtube-nocookie.com/embed/5trfFiLHqdI?wmode=transparent&vq=hd1080